Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto refractivo que consisite en que los rayos de luz que inciden en el ojo convegen detrás de retina, esto es debido a que la longitud del globo ocular es más corta de lo habitual, la potencia de la córnea y/o cristalino es menor de lo habitual o una combinación de las dos.

La hipermetropía suele estar presente en la mayoría de los recién nacidos, esta se va corrigiendo en el periodo de crecimiento, cuando persiste o no se corrige de manera adecuada puede dar lugar a otros problemas visuales como ojo vago o estrabismo.

Por esto es muy importante detectarla precozmente, así que se recomienda revisiones periódicas a los niños.

La hipermetropía, al igual que los demás defectos refractivos,  se corrige con gafas o lentes de contacto

La hipermetropía se caracteriza por ver con más claridad objetos a distancia lejana que objetos a distancias cortas.

La hipermetropía, sobre todo en niños y personas jovenes, cuando no es muy alta no manifiesta bajada de agudeza visual (ve claro a todas las distancias) ya que utiliza la acomodación para compensarla. Este esfuerzo acomodativo continuo puede provocar síntomas de fatiga visual, picor de ojo o dolores de cabeza sobre todo después de un trabajo continuado de cerca. 

En caso de personas mayores de 40 años esta sintomatología suele estar más asociada a la presbicia que a hipermetropía o una unión de ambas.

La hipermetropía se puede diagnosticar durante una revisión ocular. Para obtener más información sobre nuestras revisiones oculares  gratuitas, haga clic aquí.

Venga a visitarnos

Reserve una cita

Visite nuestra tienda

Nos gustaría saber de usted

Satisfacción 100% garantizada

Calificada con 5 estrellas por nuestros clientes

Tienda local cercana a usted

Cientos de monturas